Reseñas.

Antonio Gil, Las Últimas Noticias.


El escritor Fesal Chain habla sobre seres de mirada escurridiza, genuflexos y en extremo humanos, demasiado humanos, débilmente hombres, en un mundo deshumanizado y brutal que no deja salidas.

Ezio Mosciatti, Radio Bio Bio.


Un doctor partidario de la Unidad Popular que, por consecuencia, se había ido a atender a un pequeño pueblo rural. Carlos, un contador simpatizante de izquierda que está a la deriva y no logra decirle a Marcela, su mujer, que ha sido despedido. Y Roberto, amigo de Carlos que participó en forma activa en las Juventudes Comunistas ayudando incluso en la formación en artes marciales de militantes y que ha logrado insertarse en lo peor de la dictadura.

Sitio Cero.


En Los Infelices, Fesal Chain se propone narrar las circunstancias de un puñado de personajes periféricos durante los primeros cuatro años de la dictadura de Augusto Pinochet. Lejos de centrarse en grandes vidas, con una óptica maximalista y épica −como lo hicieron muchos de los novelistas de la nueva narrativa− Chain escoge como protagonistas a hombres y mujeres de clase media que tratan de “adecuarse” al entorno circundante. Todos ellos, con distintas cosmovisiones, consiguen, de un modo u otro, encontrar un camino, por mezquino que sea. Los Infelices se detiene en las pequeñas humillaciones a las que los somete la vida cotidiana; las pequeñas concesiones que terminan haciendo −porque no pueden no hacerlo, porque no son capaces de soportar la marginalidad− con la sociedad convulsa, violenta y corrupta que los rodea.